Latest Movie :

¡Claro que si es posible el cambio de tu vida!



"Jesús contó esto también: "Un hombre tenía dos hijos, y el más joven le dijo a su padre: "Padre, dame la parte de la herencia que me toca." Entonces el padre repartió los bienes entre ellos. Pocos días después el hijo medre mío, he pecado contra Dios y contra ti". (Lc 15, 11-13a.17a.18).

Estas palabras del evangelio según San Lucas reflejan muy bien la experiencia vivida por tantos hombres que, desgarrados por su pecado, han descubierto en la infinita misericordia de Dios el camino seguro para cambiar su vida. Y es que Dios siempre presenta segundas oportunidades en nuestras vidas.


Un ejemplo vivo de esto de esto lo encontré en una nota periodística respecto a un jovén ruso de 24 años, Maxim Molokoedov, arrestadohace algún tiempo en Chilepor transportar droga hacia España. Maxim creypo encontrar en las filas del crimen organizado la solución a sus problemas financieros, pero fue arrestado en el aeropuero de Santiago y condenado a tres años y un día de prisión. En medio del temor de estar en un país extraño e imposibilitado para hablar con su madre en San Petersburgo, sólo contaba con su habilidad para jugar fútbol. Durante los dos años que hasta ahora lleva en la penitenciaría de la capital chilena, Maxim aprendío a hablar español y a   desarrollar una fe en la iglesia Ortodoxa rusa, que había dejado en su país natal. Fue por su cualidad en la cancha que Maxim recibió la oportunidad de salir unas horas al día para jugar en un equipo chileno de segunda división, algo que es, sin duda, una segunda oportunidad en su vida.

Más de una ocasión he oído decir que la juventud de hoy "ya no tiene remedio" pero no estoy de acuerdo con eso. Maxim nos demuestra una vez más que la salvación no depende de cuánto nos hemos equivocado, sino de cuán decididos estamos a reencontrar el camino de regreso a la casa del Padre.

No importa cuál sea nuestro pecado ni qué tan bajo hayamos caído. No importa cuán grande sea el desastre. Este joven ruso nos demuestra que no fuimos creados para el fracaso, sino para la victoria. Ningún error en nuestra vida puede determinarnos. Mientras aún vivamos en este mundo, tenemos la posibilidad de optar por un estilo de vida diferente.

Diácono Leoncio Olvera, msp,





Compartir articulo :

Publicar un comentario

 
Soporte : OFS de Mexico | Diocesis de Celaya | Noticias del Vaticano
Copyright © 2011. Servidores de la Palabra - Todos los Derechos Reservados
Creado por OFS de Mexico Publicado por Sacerdotes Catolicos
Accionado por Blogger