Latest Movie :

Contra la gula un espíritu sano en un cuerpo sano


Si queremos avanzar en la santidad es necesario hacer un ajuste
en nuestras vidas y reparar los desperfectos. Los llamados
"siete pecados capitales" enumerados por San Gregorio Magno
y reafirmados por santo Tomás de Aquino y san Buenaventura se
llaman así porque dan lugar a más pecados. Son aquellos a los
que nuestra naturaleza caída está inclinada, y hay que prestar
especial atención para superarlos momento a momento.

Hablemos ahora de la gula. Es el deseo desordenado de comer o
beber en exceso, pero se manifiesta también en el contentarse
con ciertas comidas, aun cuando se sabe que afectan la salud;
comer alimentos costosos a pesar de saber que eso afectará
a la economía del hogar; comer precipitadamente, dándole
más importancia a la comida que a las personas que están
presentes; tomar bebidas alcohólicas en exceso, hasta perder la razón.


El pecado de la gula tiene su raíz en el egoísmo desenfrenado. El uso desmedido de los alimentos
produce enfermedades y debilita la voluntad. Nosotros podemos erradicar el pecado de la gula con
ejercicios de mortificación y sacrificios que nos ayuden a fortalecer la voluntad. Debemos por ejemplo,
eliminar de nuestro menú diario aquellos alimentos que son perjudiciales para nuestra salud, aunque
nos gusten mucho. También debemos ser precavidos al momento de adquirir alimentos, no gastando
más de lo necesario, cual ingenuas víctimas del bombardeo de los medios audio-visuales que invitan
a comer y comer alimentos perjudiciales unos, y poco nutritivos otros.

Avanzar en los pequeños sacrificios es mudar y adquirir fuerzas para rechazar toda tentación que
llegue a nuestras vidas. Si nos dejamos vencer por la gula, no es difícil que caigamos también en
pecados como la lujuria, pues la relación entre ambos vicios está comprobada por la psicología.
En la vida peca más quien es menos mortificado. Si no hay espíritu de lucha, un fracazo lleva
a otros. Recordemos que la virtud no está hecha de actos heroicos, sino de pequeños actos de
amor a Dios. Si Él está con nosotros, ¿quién puede estar en contra nuestra?

Compartir articulo :

+ comentarios + 1 comentarios

27 de junio de 2013, 16:27

pidamos a Dios Santo conversión.

Publicar un comentario

 
Soporte : OFS de Mexico | Diocesis de Celaya | Noticias del Vaticano
Copyright © 2011. Servidores de la Palabra - Todos los Derechos Reservados
Creado por OFS de Mexico Publicado por Sacerdotes Catolicos
Accionado por Blogger