Latest Movie :

Los ninis, jóvenes que decidieron no luchar

En los últimos años hemos atestiguado un fenómeno social: jóvenes y adolescentes que ni trabajan ni estudian, denominados <<ninis>>. Ellos han dejado de estudiar por diversos motivos como la falta de solvencia económica, capacidad intelectual, poca responsabilidad, dificultad para relacionarse con la sociedad, incapacidad para perseverar en los proyectos que se emprenden, indecisión para elegir qué estudiar.

Pero tampoco trabajan, precisamente porque al no contar con los estudios requeridos, no se cuentan con las herramientas necesarias para poder competir en el campo laboral. Estos jóvenes no sólo no están produciendo nada para el desarrollo de la humanidad, sino que tampoco se están preparando para hacerlo en el futuro, sencillamente han decidido vivir en el ocio frustrante, improductivo, conformándose con cubrir sólo sus necesidades básicas, como techo seguro, comida, vestido.
¿Es ésta la única opción para los jóvenes de hoy? ¡Claro que no! No podemos conformarnos con vivir siendo víctimas de la sociedad, marginados por los esquemas de vida que algunos cuantos consideran mejores. No podemos cruzarnos de brazos y soñar con las oportunidades de vida que tanto hemos esperado, mientras otros se despiertan para ir en  busca de ellas para hacerlas realidad. El conformarse con lo que se tiene cuando se puede aspirar a algo mejor, no hace feliz a nadie.
Por otro lado, podemos constatar que todavía hay jóvenes valerosos que no se conforman con sólo <<extender la mano>> y ya, sino que luchan por superarse, esforzándose para salir adelante de su situación, contribuyendo así a lograr un mundo mejor. El mundo se construye con el esfuerzo de los que desean luchar, aunque estas son palabras que incomodan porque implican <<violencia a uno mismo>>, es decir, exigirse, y una gran mayoría prefiere tratarse a sí mismo con suavidad. Luchar no significa destruirse, sino pelear con el fin de ser más fuertes.
Todos tenemos mucho que aportar, y quizá ni siquiera lo hemos descubierto. Resulta más cómodo ser víctima de las circunstancias que protagonistas de nuestra propia historia. Luchar nos pone siempre en riesgo de resultar heridos, pero miedo no debe determinar nuestra vida. Nadie debe quedarse <<sentado en el nido>> para siempre, mirando la vida desde afuera y quejándose porque ella pasa de largo.
Hay que asumir el reto de superarnos constantemente. Sólo así podremos ser verdadera luz entre los hombres (cf. Mt 5,16), pues construir, eternizar las obras, es parte de la esencia del ser humano y sólo en ello se encuentra nuestra plena realización. La juventud no es suficiente justificación para darnos por vencidos, todos debemos luchar  por alcanzar nuestras metas sin importar nuestra condición, basta con amar al estilo de Jesús y lanzarnos a la conquista de la felicidad.

Salomé A. Ortiz, msp.





Compartir articulo :

Publicar un comentario

 
Soporte : OFS de Mexico | Diocesis de Celaya | Noticias del Vaticano
Copyright © 2011. Servidores de la Palabra - Todos los Derechos Reservados
Creado por OFS de Mexico Publicado por Sacerdotes Catolicos
Accionado por Blogger