Latest Movie :

¿Halloween o << Vísperas de Todos los Santos >>?



La respuesta parece obvia, pero no lo es tanto. Vivimos en un mundo relativista y sincretista que no alcanza a diferenciar lo bueno de lo malo, ni lo dañino de lo beneficioso. Por lo tanto, conviene recordar el origen del Halloween.
La celebración del Halloween se inició con los celtas, antiguos pobladores de Europa oriental, occidental y por Asia menor.
Entre ellos habitaban los druidas, sacerdotes paganos adoradores de los árboles, especialmente del roble. Ellos creían en la inmortalidad del alma, la cual decían se introducía en otro individuo al abandonar el cuerpo; pero el 31 de octubre volvía a su antiguo hogar a pedir comida a sus moradores.
El año céltico concluía en esta fecha que coincide con el otoño, cuya característica principal es la caída de las hojas. Para ellos significaba el fin de la muerte o iniciación de una nueva vida. Esta enseñanza se propagó a través de los años juntamente con la adoración a su dios, el " señor de la muerte" o "samagin", a quien en este mismo día invocaban para consultarle sobre el futuro, salud, prosperidad, muerte, entre otros. Cuando los pueblos celtas se cristianizaron, no todos renunciaron a las costumbres paganas. Es decir, la conversión no fue completa.
La conciencia cronológica de la fiesta pagana con la fiesta cristiana de todos los Santos y la de los difuntos, que es el día siguiente, hizo que la gente mezclara ambas fiestas: he aquí el "Halloween". En vez de recordar los buenos ejemplos de los Santos y orar por los antepasados, se llenaba de miedo a las personas con las antiguas supersticiones sobre la muerte y los difuntos. Después, algunos inmigrantes irlandeses introdujeron Halloween en los Estados Unidos donde llegó a ser parte del folklor popular.
En cambio, la celebración cristiana de la "Solemnidad de los Santos" nos recuerda que esa es la vocación a la que todos hemos sido llamados: la Santidad "Porque yo soy Yahvé, su Dios; santifíquense y sean Santos, pues yo soy Santo..." (Lev. 11, 44).
Además, esta solemnidad nos brinda la alegría del paraíso que espera a la comunidad cristiana una " familia de Santos", como la entendía San Pablo (1 Cor. 1, 2)
Por eso, para quienes esperan y viven según el Evangelio predicado por Jesús, es la fiesta de Todos los Santos la que verdaderamente tiene relevancia y refleja la fe en el futuro. Por su parte, la fiesta de " Todos los fieles difuntos" fue instituida por San Odilón, monje benedictino y quinto Abad de Cluny en Francia. 31 de octubre del año 998. Al cumplirse el milenario de esta festividad, el Papa Juan Pablo II recordó que " San Odilón deseó exhortar a sus monjes a rezar de modo especial por los difuntos... Al rezar por los muertos - dice el Santo Padre-, la Iglesia contempla sobretodo el misterio de la resurrección de Cristo, que por su cruz nos obtiene la salvación y la vida eterna. La Iglesia espera en la salvación eterna de todos sus hijos y de todos los hombres".
Una cultura de consumo que propicia y aprovecha las oportunidades para hacer negocios, sin importar cómo, y la ignorancia, y el desinterés por parte de quienes se dicen creyentes, han sido los causantes de la propagación del Halloween. Es hora de que los católicos tomemos cartas en el asunto y promovamos las auténticas celebraciones cristianas como es la Solemnidad de Todos Los Santos, la cual se celebra desde las primeras vísperas del día 31 de octubre. Es tiempo de anunciar el señorío de Dios en sus santos, el triunfo de la luz sobre la oscuridad.
Compartir articulo :

Publicar un comentario

 
Soporte : OFS de Mexico | Diocesis de Celaya | Noticias del Vaticano
Copyright © 2011. Servidores de la Palabra - Todos los Derechos Reservados
Creado por OFS de Mexico Publicado por Sacerdotes Catolicos
Accionado por Blogger